domingo, 18 de noviembre de 2007

Drive

Salimos de un barcito de la Condechi, caminamos abrazados y ya andábamos felices; subimos al auto y nos dirigimos de regreso a mi casa, el tráfico estaba en calma, la ciudad y su noche, Alaska a mi lado con su minifalda, sensual, irresistible, puse la mano en su pierna, la palma caliente, alto, ella me besó fuerte, uno de esos besos que llevan deseo, mi mano invadió su entrepierna, mis dedos hicieron a un lado su diminuta ropa interior, Alaska se recargó completamente en el asiento del auto, tomó mi mano y hundió mis dedos dentro de ella con fuerza, me miró, el deseo en sus ojos de fuego, yo, manejando, tratando de poner atención en el volante, yo, disfrutando el efecto etílico y sintiendo el magma dentro su cuerpo, mis dedos moviéndose frenéticamente. Alto, Alaska de besa y me posee, le pertenezco en cuerpo y alma, su mano encuentra el cinturón de seguridad y lo desabrocha, desafía la muerte, su mano encuentra mi cinturón, encuentra los botones de mi pantalón, encuentra mi piel, su mano me encuentra y me aprieta firmemente, yo, en llamas, Alaska me besa fuerte, casi hace sangrar mis labios, Alaska recarga su cabeza en mi pecho, escucha mi corazón y suelta una risita que sólo yo escucho, después comienza a bajar, con calma, hasta que sus labios me encuentran, Alaska besa, lame y succiona sin piedad, yo, en el cielo, Alaska es intensa, Alaska no le teme a nada, Alaska es deseo puro, yo, exploto en sus labios, la ciudad, en silencio.

1 Fluorescentes:

Queto: "El Vakero Rockstar" dijo...

queeeeeeeeeeeeeeee!!!!!!!!

cabrón!! quiero pensar que "alaska" no lee tu blog. Y qué necesidad tiene uno de estar leyendo tus "explosiones"!!!

eso me pasa por andar de metiche,

oye, y porqué no estoy en tus "blog that rocks"????

ha! y mi blog se llama "los rockstars también lloran" no keto punk!!!!!